Unicaja vuelve a caer fuera de casa y se aleja del sueño de la cuarta plaza

Con la victoria ante Montakit Fuenlabrada, sufrida y plagada de incertidumbre de cara al futuro, se certificó el pase matemático a playoffs, lo cual parece bastar al entrenador y al equipo, puesto que la derrota de hoy ante UCAM Murcia vuelve a ser un calco de otras esta temporada, como Zaragoza o Breogan, en las que el equipo local se lo cree más que tú y desconectas en los últimos minutos de cada periodo, sin llegar a dejarte remontar pero sin marcharte en el marcador, lo que desemboca en que un equipo con mucha más ilusión, con las cosas más claras y arropado por su afición, te acabe barriendo y frustre tus expectativas de disputar el cuarto puesto que, como la participación en Euroliga la próxima campaña, ha pasado de objetivo factible a ilusión y, finalmente, a un sueño irrealizable

En un partido a tanteo bajo, la clave no esta tanto en los puntos que anotas sino en los que cedes sin respuesta a los rivales, a través de perdidas o concediendo rebotes bajo tu aro, fallos letales para un conjunto falto de acierto y regularidad en el tiro exterior. En el primer cuarto con el empate a 17 se había conseguido una pequeña ventaja a base de rachas, pero un mal cierre de cuarto volvía a poner la igualdad tras los diez primeros minutos, sentando las bases de como transcurriría el encuentro, con poca fluidez y momentos de lucidez muy definidos y acotados para cada conjunto.

Durante el segundo cuarto Unicaja parecía estirarse lo suficiente para irse con una ventaja cómoda, basada en el acierto de Wiltjer, pero de nuevo unos malos últimos minutos de cuarto con varias perdidas y rebotes capturados por Murcia con bastante sencillez en tu aro mantenían a los locales en el marcador, dejando lo que podría haber sido una ventaja de diez puntos, si alguien aportara a este equipo calma y coherencia de aquí y allá, en tan solo dos tantos de ventaja para los malagueños con la mitad del encuentro por disputar (36-38).

En los tiempos recientes hemos acusado distintos problemas que nos han costado partidos, como el abuso desmedido del triples, la falta de juego interior o la defensa de ciertos jugadores, pero esta vez nos hemos topado con un problema que ya señalábamos a principio de temporada: los rivales físicos. Murcia es un equipo muy duro, prácticamente cada jugada puede albergar debate acerca de las posibles infracciones que cometen, es su juego y los árbitros lo permiten, por lo tanto es Unicaja el que debería emplearse en neutralizar su estilo, sin embargo, nos dejamos arrastrar por la corriente y entramos en su juego, lo que nos acabo condenando sin tiempo para reaccionar.

El ultimo cuarto es una sucesión de errores de Unicaja que no deja de ceder oportunidades a un equipo que parecía no querer aprovecharlas. Los cajistas se mantuvieron por encima en el marcador aun con todas las perdidas y fallos, lo que deja bien claro que mas que merito de Murcia por ganar es empeño de Unicaja por perder, porque la defensa al ultimo ataque de Murcia en la que dejas que te quiten 3 rebotes seguidos y saquen una jugada de tres puntos, sumado al despropósito de pizarra en la ultima jugada para intentar llevarse la victoria, revelan que Unicaja gozo de oportunidades mas que de sobra como para llevarse el encuentro y aun así no las aprovecharon (78-76).

Wiltjer, continuamente cuestionado por la afición tras partidos como el de Fuenlabrada, cuajo un buen encuentro en lo estadístico con 21 puntos, aunque la realidad es que sus carencias en defensa, que acabaron propiciando la canasta murciana definitiva, polémica arbitral aparte, son un lastre demasiado grande como para que su actuación ofensiva ofrezca un balance positivo. Por otro lado el resto del equipo estuvo fallón, como de costumbre, nadie brillo especialmente, Shermadini 17 puntos, pero la sensación de que podría hacer el doble si la actitud y el sistema fueran los adecuados. Jaime Fernández volvió a encontrar sensaciones de cara al aro, consiguiendo varias de sus bandejas circenses que tan buenos momentos le han dado al equipo.

Iremos a playoffs porque lo dice la matemática, pero habrá que ver como se va porque, sinceramente, da miedo pensar en cualquier rival de los 4 cabezas de serie, aunque lo mas probable es que nos volvamos a cruzar con Valencia, y resulta complicado pensar que en menos de un mes que arrancan los playoffs, el equipo este a punto como para afrontar el duro reto de los playoffs con la garantía de competir. Nos encontramos en un momento en el que ya no se pueden hacer cambios y que funcionen, toca apechugar y luchar con lo que tenemos, porque ni podemos ni debemos ser una cenicienta en los playoffs para el que tenga que venir en cuartos, su formato de mejor de tres es mas dado a las sorpresas, es momento de poner las cartas sobre la mesa, acabar la fase regular lo mejor que podamos y hacer que el equipo vuelva a funcionar para playoffs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s