Bochornosa derrota de un Unicaja que toca fondo (96-57)

Se afrontaba el encuentro como “una oportunidad de oro para recuperar la cuarta plaza y redimirse”, pero nada más lejos de la realidad, lo que se vivió anoche en la Fonteta fue un severo correctivo por parte de Valencia, que pareció decirle a Unicaja que se apartaran que iban a jugar los adultos, porque los 39 puntos de diferencia es una de las derrotas más abultadas de la historia del club cajista, que ha terminado de tocar fondo después de caer de pelear por la tercera plaza hasta la quinta e incluso mas abajo si la situación no mejora de aquí a playoffs

Copiando la idea del técnico cajista, Luis Casimiro, no voy a analizar cuarto por cuarto lo que ocurrió anoche por tres motivos, el primero es que no hicimos nada distinto a lo que llevamos haciendo desde diciembre, solo que ayer nos topamos con un conjunto infinitamente superior que sabe cómo y cuándo machacar a un rival. En segundo lugar, cuando la tónica del partido es recibir y recibir sin sumar posesión tras posesión hay poco que decir y, por ultimo, por la vergüenza que siento al recordar cómo se arrastró es escudo de este club por la pista de Valencia, es casi poético que allí donde hicimos historia ahora presencie nuestro momento más bajo.

Una vez dije que había que remar todos juntos para sacar esto adelante, la situación era distinta y no todo el mundo se ha subido a ese carro, en el momento que estamos es mejor parar, porque no remamos a una, más bien chapoteamos y nos hundimos poco a poco sin que nadie haga nada, y repito que esto se veía venir desde diciembre, un arranque tan fulgurante iba a traer consecuencias y ahora las estamos pagando.

Hay jugadores que ni están ni se les espera, otros que según el día dan el nivel mínimo exigible y algunos que, dada la situación, no me parecería correcto exigirle mas. A pesar de todo, de los fallos, los errores o los despistes, hay algo que no se debe tolerar nunca en un club que se precie y es que los jugadores que visten tu camiseta y salen a defender tu escudo noche tras noche, den una imagen tan patética en la pista de tu máximo rival. Desde el banquillo ninguna respuesta y cierta desidia y pedantería en algunas decisiones que han terminado de calentar a la afición, que ahora pide su cabeza, a pesar del apoyo total que parece tener desde la directiva.

Es increíble cómo hemos pasado de echar cuentas por la cuarta plaza a que una nube negra llamada “quedarse fuera de playoffs” se instaure encima del equipo, y si bien es verdad que es complicado, la posibilidad existe y habrá gente que piense que tal y como esta el equipo es mejor quedarse fuera y ahorrarse disgustos, “si hay que ir se va, pero ir para nada es una tontería”, que diría Aito. La única verdad es que los que amamos este club y todo lo que representa estamos sufriendo con la situación, y creo que merecemos soluciones, aunque siempre he defendido que si eres de un equipo estas en las buenas y en las no tan buenas, lo que no quita que el descontento y el enfado se apodere de la hinchada cajista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.