Otro batacazo de Unicaja fuera de casa (72-70)

El club cajista continúa su mala racha fuera de casa -sin victorias a domicilio en ACB desde diciembre- con un último cuarto nefasto en el que se tiró un partido que estaba controlado, nuevamente con severos problemas para atacar la defensa en zona y una rotación en los últimos minutos bastante cuestionable, que permitieron a Zaragoza remontar el encuentro. Con las derrotas de Joventut y Valencia, los malagueños tenían una oportunidad de oro para afianzarse en la cuarta plaza, pero la crisis se acentúa cuando juegan lejos del Carpena

Desde el inicio del encuentro se veía la dinámica que quería imponer Unicaja, tirar triples como primera opción en ataque y sin preocuparse siquiera del porcentaje o de la situación de tiro. Zaragoza se mostró más acertado que el conjunto cajista y empezó a despegarse en el marcador, aunque poco a poco los tiros iban entrando lo que dejó la diferencia en solo tres puntos al final de cuarto (23-20).

La estrategia de acribillar a triples al rival comenzó a pagar dividendos en el segundo cuarto, con un parcial de 18-27, aunque la entrada en el sistema de ataque de los pivots aportó también a esta ventaja algunas canastas interiores y los puntos desde la linea de tres, más por repetición que por efectividad, dieron tranquilidad a Unicaja al descanso, marchándose arriba, aunque podrían haber sido muchos más si la defensa de los últimos minutos hubiera frenado la reacción local (41-47).

Tras el descanso Zaragoza endureció la defensa, pero aun así Unicaja mantuvo la ventaja y sumo tres puntos más (11-14). Parecía un encuentro controlado antes de entrar en el último cuarto, con nueve puntos de ventaja contra un Zaragoza falto de ideas y de acierto en ataque, todo hacía indicar que con un último cuarto decente la victoria se vendría para Málaga, pero la realidad entre lo que había que hacer y lo que se hizo es muy distinta y da para sentarse de una vez a reflexionar sobre lo que le ocurre a este equipo.

Que Zaragoza te haga 20 puntos en un cuarto no debería ser un problema, es un tanteo bastante asumible para lo que se presupone de un club con las aspiraciones de Unicaja. El problemas llega cuando solo eres capaz de anotar nueve puntos en todo el cuarto y vuelves a estamparte, como ya ocurriera ante Alba Berlin, contra la defensa en zona. Sinceramente no se si es problema de los jugadores, pero lo cierto es que la reacción de Casimiro a la zona es nula, y digo yo que en diez minuto que dura un cuarto da tiempo a cambiar el sistema de juego para superar al rival varias veces.

Aun si nos manteníamos en el partido, hasta que, cuando mas apretaba Zaragoza, llega el cambio de Dani Diez, que era el mejor de los cajistas en pista, por Wiltjer y el alero rival te hace tres triples seguidos mientras nuestro técnico se paseaba por la banda con gesto de abatimiento, quizás pensando en cómo iba a justificar el desastre del último periodo en la rueda de prensa.

El final del partido es la metáfora perfecta de la situación que vive el equipo, te roban la pelota, los árbitros no ven o no quieren ver unos posibles pasos de Seibutis al recibir, entra a canasta y una falta abajo se pita de tiro, para el consiguiente 2+1. Con Zaragoza dos arriba y cuatro segundos para arreglar el desastre te atascas sacando de banda y tiene que recibir Milosavljevic en la esquina para tirar un triple a la media vuelta que no entra, firmando un 12 de 42 en tiros de tres y dejándote otra victoria por el camino (72-70).

La conclusión es que algo mas allá de los jugadores, falla. Nuestro entrenador parece no saber reaccionar a las tácticas de los rivales, o bien es incapaz de comunicárselo al equipo. Poca solución tiene esta situación sin tomar medidas drásticas, de esas que tan poco gustan a los clubes, al menos al nuestro, y que tanto piden las aficiones cuando ven a su equipo sufrir. La buena noticia es la vuelta de Alberto Díaz, tras tres meses alejado de la cancha volvió con 18 minutos y lo primero que hizo fue clavarla desde el 6’75, luego le faltó acierto pero eso es achacable a la dinámica del equipo y al tiempo de baja. Aún así ayer demostró que sigue con la actitud y la ganas de luchar por este escudo, que es lo que mas falta hace en estos tiempos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s