Unicaja lucha contra viento y marea para tumbar al Real Madrid (103-102)

Remontada histórica del club malagueño, que perdía por 16 al descanso y pudo ganar en los 40 minutos reglamentarios pero Ayón mando el partido a la prórroga en el ultimo segundo. Parecía que el club merengue iba a llevarse el encuentro pero Jaime Fernández apareció para culminar el milagro y alzarse como MVP de la jornada y héroe del Carpena

Se esperaba una gran tarde de baloncesto y así fue, aunque bien distinto fue el arranque del encuentro, en el que el Madrid pronto comenzó a amasar su ventaja. Mientras que Unicaja anotaba con moderada fluidez, los visitantes veían aro con altos porcentajes y cerraban el primer cuarto con ocho puntos de ventaja y un juego  ofensivo muy superior a la capacidad defensiva de los hombres de Casimiro (19-27).

En el segundo cuarto el Madrid continuó haciendo daño desde fuera, mientras que los locales luchaban porque la que desventaja no se fuera de las manos. Se llegó a estar 21 abajo aunque al descanso se quedó en 16, gracias a la dupla Roberts – Fernández que anotaron con cierta fluidez en momentos de atasco, aunque el problema seguía residiendo en la defensa, puesto que recibir 30 puntos en 10 minutos es síntoma de laxitud defensiva (41-57).

El cambio de actitud tras el paso por vestuarios fue notable, pero la verdadera clave para dejar al club madrileño en 19 puntos en cada cuarto tras el descanso tiene nombre y apellidos y se llama Dragan Milosavljevic, que consiguió secar a Campazzo durante toda la segunda mitad, el cual llevaba 9 asistencias en los primeros 20 minutos y sumó solo 2 entre tercer y cuarto cuarto y la prorroga.

A partir de la defensa se construyó la remontada, liderada por Jaime Fernández que acabó con 27 puntos, 9 asistencias, 5/8 en triples y 34 de valoración. Al término del tercer cuarto Unicaja se encontraba 7 abajo (69-76), y al inicio del ultimo cuarto terminaría de culminar la remontada y transformaría el encuentro en un intercambio de canastas por ver quien jugaba con un punto de ventaja cada posesión.

El Madrid se hundía y solo se mantenía vivo ante el el arrollador ataque cajista gracias a los triples de Rudy Fernández y al respeto del trío arbitral por el escudo que portan en su camiseta. Dos contraataques seguidos, en los que Milosavjlevic fue clave con una asistencia de fantasía y la culminación de un alley oop, enloquecieron a un Carpena lleno hasta la bandera que empezaba a rozar la victoria con la yema de los dedos.

En los últimos segundos el Madrid tuvo un tiro liberado errado para ganar y Dani Diez capturó el rebote recibiendo falta, aunque falló el primero y metió el segundo, a pesar de que lo lanzó a fallar, y eso dio vida al conjunto visitante, que a través de una media vuelta de Ayón en el último segundo mandó el encuentro a la prórroga (95-95), en la que llegó a estar 4 arriba, aunque a falta de 3’4 segundos Unicaja tenía balón desde banda con el marcador en 100-102, momento en el que apareció Jaime para sellar el triunfo con un triple estratosférico (103-102).

Unicaja sacó carácter en la segunda mitad y dio la mejor cara de este equipo ante el gigante blanco y sumó una victoria de prestigio en uno de los mejores partidos de lo que llevamos de temporada. El próximo encuentro es el intrascendental último partido del Top 16 de Eurocup ante Estrella Roja el martes 5 a las 18:45.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s