Maqui Gandulfo: “Queremos llegar a la final de la Challenge Cup”

Macarena Gandulfo, más conocida como Maqui Gandulfo, atendió a El Remate Málaga para comentarnos su visión en esta su segunda temporada como “pantera”. La internacional argentina, que sigue siendo un pilar en los esquemas de Diego Carrasco, nos contó sus objetivos a corto y medio plazo tanto personales como con su club y la nueva etapa con su selección, además de sus vivencias a lo largo de su carrera como jugadora profesional

Llevamos casi dos meses de competición, ¿qué valoración podrías hacer de este primer tramo de temporada? 

“Creo que hemos empezado con un poco de dudas e inseguridades, pero con el paso del tiempo fuimos demostrando lo que vinimos trabajando y el gran equipo que somos. Fuimos evolucionando a medida que pasaban los entrenamientos y los partidos. Ahora el grupo ha pasado más tiempo junto y estamos más cohesionadas”.

Esta temporada, al igual que la anterior, ha habido muchos cambios en la plantilla. ¿Qué tal las nuevas compañeras? ¿Se han adaptado bien?

“Si, la verdad es que la mitad del equipo es nuevo, las chicas se han adaptado bien al juego que veníamos teniendo, si bien tuvimos que cambiar un par de cosas debido a que hay más jugadoras con lanzamiento exterior, hay más variedad de juego. Se adaptaron bien y las que ya estábamos aquí también nos hemos adaptado a ellas, así que ningún problema en ese sentido”.

Parece que este año el equipo ha cambiado un poco su forma de jugar, la temporada pasada jugaba mucho más pausado e intentaba crecer a través de la defensa, sin embargo esta temporada se practica un juego mas rápido y con marcadores altos. ¿Con qué tipo de juego te sientes más cómoda?

“La idea es la de seguir manteniendo esa fortaleza defensiva, lo demostramos en algunos partidos, en otros no tanto. Yo creo que con esto de que somos un grupo nuevo, estamos intentando ver qué conexión queda mejor a la hora de defender. Personalmente a mí me gusta mucho este sistema de juego, el de correr, el de apretar, el de hacer goles… pero creo que hay que darle una vuelta más a la defensa como hacíamos el año pasado, que al final era nuestro fuerte y creo que este año podemos hacerlo tranquilamente, sólo nos falta un poco de apretar y agresividad en defensa que estoy segura que vamos a conseguir”.

Noviembre será un mes importante para las aspiraciones del equipo. Partidos ante rivales directos como Rocasa y Aula Valladolid, además de la eliminatoria de Challenge Cup. ¿Crees que puede marcar el devenir de la temporada?

“Yo creo que sí, o logramos las victorias en estos partidos y ahí demostramos que estamos para estar arriba o se lía todo (risas), pero yo confío en que vamos a hacer lo mejor posible, vamos a dar la cara en todos los partidos. La idea nuestra es lograr la victoria en los cinco partidos, pero si eso no se diera así, haremos lo posible para remediarlo y seguir estando ahí arriba, peleando por estar entre las cuatro primeras y por seguir jugando competición europea. Vamos a por todo y eso tiene un precio, creo que estamos muy preparadas para poder afrontarlo”.

Nuevamente el equipo participará en tres competiciones. ¿Se ha hablado en el vestuario de algún objetivo para alguna de ellas?

“Sí, queremos llegar a la final de la Challenge Cup. Llegar a lo más alto posible, porque creemos que es posible. La temporada pasada le ganamos al equipo que fue campeón (el MKS Lublin polaco) y creemos que se puede”.

“La liga siempre está ahí la ilusión de ganarla, eso nunca se pierde. Si estamos entre las cuatro primeras, creo que sería un buen resultado. Hay equipos muy fuertes y la competición está muy pareja. Mientras que en la Copa de la Reina, también estaría muy bien llegar a la final”.

Esta es tu segunda temporada en Málaga. ¿Cómo está siendo tu vida aquí, te sientes integrada en la ciudad y en el club?

“Sí, a mí la ciudad me encanta, ya le cogí mucho cariño. Mi vida aquí junto con mi pareja que es con quien vivo, me gusta mucho. Me siento muy cómoda en el club, en la ciudad, la gente me recibió muy bien desde el minuto cero y eso es muy importante para un deportista, sentirse cómodo en el lugar donde trabaja y donde se desarrolla parte de su carrera, porque es un plus más para su rendimiento y para su bienestar deportivo sentirse como en casa, aunque esté lejos, que me sienta como en ella”.

¿Cómo y cuándo fue tu primera toma de contacto con el balonmano?

“Mi primer contacto con el balonmano fue a través de mi madre, que es profesora en una escuela de balonmano en Argentina, me dijo que si quería ir a probar, esto fue cuando tenia unos 8 años. Yo le dije que sí, y a partir de ahí estuve un par de años en la escuela de mi madre, luego me federé en otro club y de ahí no paré”.

Después de disputar unos Juegos Olímpicos con tu país. ¿Qué metas te quedan por alcanzar en tu carrera?

“Jugar otros Juegos Olímpicos, a ver si clasificamos para Tokio 2020 ahora en los Panamericanos de Lima 2019, ese sería mi próximo sueño. Y a nivel personal deportivo, siempre uno aspira a seguir jugando competición europea, a disputar una Champions, aunque uno a veces piensa que está muy lejos, todo se puede conseguir, todavía soy muy joven y mi mentalidad es la de seguir mejorando y seguir aprendiendo para ir subiendo escalones poco a poco, creo que todo es posible. Me encantaría jugar una Champions o una clasificación de Champions, seguir jugando Mundiales, pasar de ronda en Mundiales, ganarle a europeos, todo eso a nivel selección y personal serían mis próximos objetivos”.

¿Cuál ha sido el mejor momento que has vivido sobre la cancha? ¿Y el peor?

“El mejor momento fue en el Panamericano de Toronto, cuando le ganamos a México y clasificamos para los Juegos Olímpicos de Rio. También otro fue en Río cuando terminó el último partido, teníamos a toda nuestras familias y a toda nuestra banda en las gradas, cantando y alentando, ese fue un momento muy emocionante en mi vida, que va a ser irremplazable”.

“El peor fue hace dos años cuando descendimos con Alcobendas, fue en el último partido de liga ante Rincón Fertilidad, aunque eso es al margen porque podría haber sido ante cualquier equipo. Ese fue el peor momento de mi carrera, cuando ves que el proyecto de un club se viene abajo, fue muy duro. Empezamos con muchas lesiones, nuestras dos mejores jugadoras estaban lesionadas y ahí fue muy difícil remontar la situación, éramos muy pocas entrenando, íbamos a los partidos jugando muy justas, trajeron dos incorporaciones nuevas que al final resultó que no era lo que pensaban y estábamos en una bola en la que no se daban los resultados y no salimos de ahí”.

¿Cómo afronta “La Garra” la clasificación para el Mundial y los Juegos Olímpicos con el nuevo seleccionador Eduardo Gallardo?

“La verdad que muy bien, tenemos mucha ilusión. Hace un mes tuvimos una concentración en Madrid, era la primera vez que teníamos contacto con el nuevo entrenador, nos gustó mucho las cosas que plantea, su forma de trabajar, la disciplina, el compromiso. Nos está llenando de ilusión, habíamos perdido la ilusión y las ganas de creer que podíamos ir a más. Nos está intentando cambiar la forma de juego, nuestro pensamiento de no ir a competir, sino de ir a ganar los partidos aunque juguemos ante el mejor equipo del mundo. Creo que está planteando un buen trabajo, a través de los años iremos a mas para ir logrando cosas, estamos con muchas ganas”.

¿Una comida?

“Ay, ¡Qué difícil! Porque me encanta comer (risas). Me gustan mucho las milanesas argentinas y matambre de cerdo a la pizza me encanta también, esas son mis comidas preferidas”. 

¿Una manía?

“Reviso el bolso antes de ir a jugar 1.475.000 veces, muchísimas veces lo reviso (risas)”.

¿Una película o serie favorita?

“Prison Break”.

¿Un ídolo dentro de la cancha? ¿Y fuera?

“Manu Ginóbili. Creo que es uno de los deportistas argentinos más grandes de la historia de su deporte y del deporte argentino. Tuve el placer y el privilegio de conocerlo, es tan humilde, tan honesto, tan grande en persona, que tanto adentro, por las cosas que hace en la cancha, como fuera de ella, es un ídolo para mí”.

“Fuera del deporte, mi madre. Es un gran ejemplo y como un ídolo para mí. Y no lo digo para quedar bien, lo digo porque de verdad lo siento”.

¿Quién es la mas “loca” del vestuario? ¿Y la más reservada o tímida?

“La más loca… Diva. Está zumbada, está loquísima”.

“Tímidas hay un par, pero Marinita (Marina Martín) es así como muy calladita, muy sutil”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s