El Málaga de Muñiz toma el Anxo Carro sobre la bocina (1-2)

Los pupilos de Muñiz, a base de casta y cuando ya nadie creía, remontaron un partido que Ontiveros y Pau habían puesto contra las cuerdas en el primer tiempo. Juankar y N’Diaye le dieron la vuelta al marcador en dos minutos. Las sustituciones dieron sus frutos. Hicham le dio otro ritmo al equipo en apenas quince minutos

Cuando ya nadie creía. Cuando todo parecía perdido, apareció el Málaga de Muñiz. Juankar y N’Diaye le dieron la vuelta al partido en el Anxo Carro de Lugo (1-2) sobre la bocina. Un encuentro que el propio cuadro blanquiazul se había complicado. Un error de Ontiveros y Pau a los cinco minutos puso al Málaga contra las cuerdas. Un regalo en la salida de balón habilitó a Cristian Herrera para adelantar al cuadro lucense. El Lugo le estaba dando la bienvenida a la categoría a los de Martiricos.

Sin embargo, en un final rocambolesco, los de Muñiz le dieron la vuelta al partido en un santiamén. Antes, durante más de 80 minutos, el Málaga se vio incapaz de romper las líneas de un rocoso Lugo. La falta de profundidad se hizo latente al convertir las jugadas a balón parado en el único arma del cuadro blanquiazul. Luis Hernández, en dos ocasiones, pudo igualar la contienda en segunda jugada, pero se notó que no era su habitat.

Conforme Muñiz comenzó a mover la banca, el ritmo del Málaga fue en aumento. La salida de Juankar, Blanco Leschuk y, sobre todo, de Hicham, fueron fundamentales para el devenir del encuentro. Y es que de un desborde del marroquí, lo que no tuvo el equipo durante todo el partido, llegó la igualada. Juankar, a placer, aprovechó una magnífica asistencia del canterano para silenciar el Anxo Carro.

Pero tan solo dos minutos después, en una segunda jugada proveniente de un saque de banda botado por Luis Hernández, N’Diaye impuso su poderío en el área con un sublime cabezazo que hizo temblar la Costa del Sol, de la rabia contenida por el malaguismo, que ya se olía un patinazo desolador a las primeras de cambio.

De esta forma, y en dos acciones sobre la bocina, el cuadro blanquiazul impuso su ley en el Anxo Carro de Lugo. Segunda quería darle la bienvenida al Málaga, pero han sido los de Muñiz los que mandan un aviso a navegantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s