Vergüenza (0-2)

El rigor táctico del Leganés fue más que suficiente para llevarse los tres puntos de La Rosaleda (0-2) ante un Málaga sin alma, sin corazón y sin c… .  Y que encima acabó con 10 tras un nuevo espectáculo de Recio que, con cartulina y avisado por el colegiado, decidió seguir insultando a Rubén Pérez delante del propio árbitro. Gabriel y Szymanowsky firmaron los tantos pepineros. Amrabat lo pudo empeorar de no ser por Roberto. La grada pidió la cabeza de la propiedad al grito de “Al Thani vete ya”

Vergüenza. Eso ha sentido el malaguismo en el día de hoy ante el dantesco espectáculo de los suyos. Por enemista vez, siete en ocho jornadas concretamente, el Málaga ha sido vapuleado por un ordenado Leganés (0-2) que en todo momento ha tenido el partido controlado. Con 24.000 almas a sus espaldas, los de Míchel no han sido capaces de reaccionar a las estocadas pepineras. La velocidad, el orden táctico y la identidad de los de Garitano ha sido una nueva losa inquebrantable en el camino blanquiazul. 

Si bien es cierto, Rolan pudo cambiar el devenir del encuentro. Pero cuando todo está en contra, aparece el palo. La madera fue un aviso de lo que se venía. Aunque en fuera de juego, Gabriel fue el encargado de abrir el marcador al rematar una jugada a balón parado. Acto seguido, fue el extremo argentino Szymanowsky el que sentenció a la contra. Pero el partido no se perdió por un tanto en fuera de juego, o por perder los papeles con el 0-1 por atacar. Para nada. El Leganés se llevó los tres puntos de La Rosaleda por ser superior de cabo a rabo. Y sin hacer nada del otro mundo. 

Con un plantilla, a priori, superior, el Málaga ha vuelto a hacer el ridículo ante los que le quieren. Ante los que le apoyan. Pero claro, viendo la actitud de Juanpi es normal que cualquier visita a La Rosaleda se convierta en tres puntos regalados. El mediapunta venezolano, ahora mismo, no está para jugar en Primera División. Para desarrollar un ejemplo práctico, si Paco Jémez fuese el entrenador del Málaga, habría sido sustituido antes del minuto 30. También merece una mención aparte lo de Recio. El carácter del paleño le ha vuelto a jugar una mala pasada. Amonestado en el primer tiempo, en una disputa verbal con Rubén Pérez, vio la segunda cartulina tras desobedecer al colegiado que, segundos antes, le había advertido. Aunque no iba a estar en el Camp Nou de todas todas. 

Encima Míchel, para despedirse porque es de imaginar que será cesado en las próximas horas, con dos bemoles, hizo debutar a Cecchini en el 83′ tras el 0-2. Para que el argentino lo recuerde de por vida. A la vez que a él lo recordará más de un malaguista. Porque hasta aquí parece haber llegado su legado como técnico blanquiazul. Después de ponérsela botando en verano para dimitir tras las ventas de Sandro Camacho y Fornals (podía haberse aferrado a esa teoría, y más de uno le habría aplaudido), se marchará de Málaga dejando a su hijo, al club deportivamente en coma y despotricando en los medios. De eso no hay duda. La siguiente derrota, en el Camp Nou el próximo sábado. Porque a ver cómo va a este equipo a Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s