¡Qué no cunda el pánico!

El Málaga de Míchel cuenta sus partidos de pretemporada por derrota. De momento, mejores sensaciones que resultados. Pero no todo son malas noticias. Cifu, Maty, Mula y José Carlos están convenciendo al míster

En lo que a la cosecha de victorias se refiere, no ha podido empezar peor la pretemporada malaguista. Y es que el Málaga de Míchel ha perdido los tres primeros encuentros que ha disputado en esta preparación, al verse superados por Sheffield United (0-1), Hertha de Berlín (1-2) y Duisburgo (1-0). Con un único tanto en 180 minutos de juego (los encuentros de la Schauinsland Reisen Cup fueron de 45′ cada uno), son muchos los factores que podrían ser un quebradero de cabeza. Sin embargo, ocurre todo lo contrario con las sensaciones y las sorpresas.

En primer lugar, y a pesar de que los resultados no acompañan, los automatismos que Míchel quiere que calen están teniendo efecto. Ayer sin ir más lejos el equipo realizó un gran partido ante el Hertha que se vio empañado por la actuación arbitral. Fueron 30 minutos de fútbol intenso. Con presión alta, verticalidad, solidaridad y hambre. Todo lo que faltaba hace prácticamente un año cuando con Juande Ramos se ganaba todo en pretemporada. 

Sin ir más lejos, de la derrota ante el Duisburgo también hay noticias positivas. Y es que Cifu, Mula, Maty o José Carlos no dejan de impresionar cada vez que disponen de minutos. El lateral granadino ha llegado a la pretemporada como un tiro. Quiere comerse la banda y, a la vez, conseguir un hueco en la plantilla malaguista. En cuanto a los canteranos, están tomando mucho protagonismo desde el inicio de la preparación y son candidatos a quedarse todo el curso con el primer equipo.

Por ello, aunque todavía no se saquen los partidos adelante, no hay que ser pesimistas. Este Málaga de Míchel avanza con paso firme, sabiendo de lo que es capaz. Y sin dos de sus mejores hombres en el curso pasado. Bueno, camino de tres. Aun con salidas de gran calado, el grupo sigue indemne y trabaja a diario para seguir ilusionando al malaguismo. En Alemania no se pudo. Pero no hay duda de que la base es magnífica. ¡Qué no cunda el pánico!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s