Números de campeón

El filial malaguista arrasó en el grupo IX de Tercera División. Levantó el título con cuatro jornadas de antelación. Ha terminado la temporada con un +73 en el golaverage general

Este año sí. Todo apunta a que por fin se producirá el anhelado ascenso de una generación de canteranos histórica que viene de campeonar en las dos categorías anteriores a nivel nacional (cadete y juvenil). No se puede escapar. La hora ha llegado y aquí está el Atlético Malagueño campeón. Con cuatro jornadas de antelación, el equipo de Ruano se alzó con el título del grupo IX de Tercera División sin apenas complicaciones y con números realmente impresionantes.

El Malagueño en 38 jornadas ha conseguido 90 puntos de los 114 puntos disputados. Es decir, ganó 28 encuentros (73%), empató seis y tan solo perdió cuatro (jornadas 10, 17, 26, 35). Todas las derrotas se produjeron lejos de los Campos de la Federación. Vélez, Almería B, Huetor Tajar y Loja, y siempre como locales, fueron los únicos rivales que le hincaron el diente a este magnífico grupo. Ya en Málaga, los de Ruano solo han cedido dos puntos ante su afición (J7, 2-2 vs Huetor Tajar).

En el plano anotador, el Atlético Malagueño ha sido el máximo realizador del grupo con la friolera de 107 goles en 38 jornadas, o lo que es lo mismo, casi tres goles (2,8) por partido. La defensa también puso de su parte para lograr el título, puesto que en toda la liga encajaron 34 tantos (0,89 por partido). Con Luis Muñoz a la cabeza, acompañado por Ian, David Ramos, Alex Robles… Ruano creó el entramado defensivo basándose en la pelota, en la posesión. Y es que en toda la plantilla no hay ni uno que la toque mal.

El equipo en ningún momento adolecía de olfato anotador con delanteros como Kuki, En Nesyri, e incluso extremos como Mula u Ontiveros, pero en invierno se fichó todavía más gol. En primer lugar apareció Adrian Wojcik, que cambió el Alhaurino por el Malagueño (ambos equipos del mismo grupo IX) para anotar 18 goles en 23 partidos. A falta del último encuentro del Antequera, y con Juanito a dos tantos (24), el delantero malaguista sería el pichichi del grupo (26) gracias a las ocho anotaciones que realizó con el equipo de Alhaurín el Grande en la primera vuelta.

El otro refuerzo invernal fue Jack Harper, un “boquerón” repescado desde el Brighton tras su paso por La Fábrica. Un interior polivalente que puede actuar en cualquier posición del ataque (de 8-10-11-9) y que tiene la portería entre ceja y ceja. Con el filial, ha conseguido 11 goles en 17 encuentros. Otros que bien bailan son Kuki Salazar, quién alcanzó los 13 tantos, y Álex Mula, con 11. Finalmente habría que mencionar la aportación de Ontiveros. El mago marbellí, a caballo entre el filial y el primer equipo, dejó durante toda la temporada destellos de su clase, además de sietes goles; demostrando así que se le quedaba corta la categoría.

Todos, absolutamente todos, hasta los juveniles que han dispuesto de minutos, han puesto su granito de arena para conseguir el objetivo. La temporada todavía no ha terminado y queda lo mejor. Lo que llevan esperando desde la eliminación contra el Castellón aquel pasado 12 de junio. Ahora llegan como campeones. Por ello, con pasar la primera eliminatoria el Malagueño jugaría la 2017/2018 en Segunda B, evitando así disputar dos rondas más para obtener el billete a la tercera categoría del fútbol español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .